La Iglesia de Caguach, situada en la isla del mismo nombre en la comuna de Quinchao, Región de Los Lagos de Chile, es un destacado monumento histórico y un centro espiritual vital en el Archipiélago de Chiloé.

Iglesia de Caguach
Imagen: Servicio Nacional de Turismo; https://www.flickr.com/photos/sernatur/

Incluida en la lista de las 16 iglesias de madera de Chiloé reconocidas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y declaradas Monumento Nacional de Chile, la Iglesia de Caguach es un emblema de la rica herencia cultural y religiosa del archipiélago. La actual edificación fue reconstruida en 1925 tras un incendio que destruyó la iglesia original en 1919, siendo este el tercer templo levantado en el lugar​​​​.

La iglesia mide 32 metros de largo y 12,50 metros de ancho, con una altura de 8,70 metros en la nave central y 5,83 metros en las naves laterales. Su torre alcanza una altura de 18,50 metros. Construida siguiendo la tradicional escuela chilota de arquitectura religiosa, la estructura está asentada sobre piedras y hecha principalmente de madera nativa, incluyendo coihue, ciprés de las Guaitecas para la obra gruesa, alerce y tepa para el revestimiento interior, y mañío y tepa para el piso. La techumbre y el revestimiento exterior son de tejuelas de alerce​​.

La Iglesia de Caguach es famosa por la celebración del Cristo de Caguach, personificado en la imagen de Jesús Nazareno traída por los franciscanos en 1768. Esta fiesta, que se celebra cada 30 de agosto, atrae a miles de fieles cada año, siendo una de las festividades religiosas más importantes de Chiloé. La iglesia cuenta con un área verde frontal de grandes dimensiones para acoger a la multitud durante estas celebraciones​​.

La Iglesia de Caguach no solo es un monumento histórico de significativa relevancia, sino también un lugar de profunda espiritualidad y cohesión comunitaria. Representa la fusión única de prácticas religiosas, arquitectura tradicional y la rica historia del Archipiélago de Chiloé. Visitar esta iglesia es sumergirse en un mundo donde la fe, la tradición y la belleza arquitectónica se entrelazan de manera excepcional.

Leave A Reply